EL DRAGON

El dragón chino es una criatura mitológica y legendaria de China y de otras culturas orientales que dispone de partes de nueve animales: ojos de langosta, cuernos de ciervo, morro de buey, nariz de perro, bigotes de bagre, melena de león, cola de serpiente, escamas de pez y garras de águila.

Antiguamente se consideraba la existencia de cuatro especies de dragón: los que tienen escamas, los que tienen alas, los que tienen cuernos y los que no tienen cuernos. Otra leyenda los clasifica en tres: los que tienen un solo cuerno, los que no tienen cuernos y los que no tienen patas.

El dragón es también la personificación del concepto del yang (masculino) y está relacionado con el tiempo como propiciador de la lluvia y el agua en general. Su equivalente femenino es el fénix chino. Muchos chinos usan a menudo el término chino tradicional: 龍的傳人, chino simplificado: 龙的传人 como señal de identidad étnica. El término fue acuñado originalmente por el músico taiwanés Yi De-jian a finales de los años 1970 y posteriormente popularizado por la canción del mismo título.

ORIGEN

El origen del dragón chino es incierto, pero muchos investigadores están de acuerdo en que procede de tótems de diferentes tribus en China. Algunos han sugerido que vienen de una representación estilizada de animales existentes, tales como serpientes, peces ococodrilos. Por ejemplo, el yacimiento Banpo de la cultura Yangshao en Shaanxi presentaba un motivo elongado parecido a una serpiente. Los arqueólogos creen que el «pez largo» habría evolucionado a imágenes del dragón chino. La relación con los peces se refleja en la leyenda de una carpa que vio la cima de una montaña y decidió que iba a alcanzarla. Nadó río arriba, escalando rápidos y cascadas sin dejar que nada le apartase de su camino. Cuando alcanzó la cima allí estaba la mítica «Puerta del Dragón», y cuando saltó por encima de ella se convirtió en un dragón. Se cree que varias cascadas y cataratas en China son la ubicación de la «Puerta del Dragón». Esta leyenda se usa como una alegoría del empuje y esfuerzo necesarios para superar los obstáculos y lograr el éxito.

El dragón como gobernante del tiempo y el agua

Los dragones chinos están fuertemente relacionados con el agua en las creencias populares. Se cree que son los gobernantes de los cuerpos de agua en movimiento, como cascadas, ríos y mares. Pueden mostrarse como chorros de agua o tornados sobre el agua. En este puesto como gobernantes del agua y el tiempo, el dragón es más antropomórfico, representado a menudo como un humanoide, vestido con ropas de rey, pero con una cabeza de dragón que lleva el tocado real.

Hay cuatro Reyes Dragones principales, que representan cada uno de los cuatro mares: el Mar del Este (correspondiente al Mar de ChinA Oriental), el Mar del Sur (Mar de la China Meridional), el Mar del Oeste (a veces considerado el Océano Índico y más allá) y el Mar del Norte (a veces considerado el Lago Baikal).

El dragón como símbolo de autoridad imperial

Al final de su reinado, se dice que el legendario primer emperador Huang Di fue inmortalizado como un dragón que se parecía a su emblema y ascendió al Cielo. Debido a que los chinos consideran a Huang Di como su antepasado, a veces se llaman a sí mismos «los descendientes del dragón». Esta leyenda también contribuye al uso del dragón chino como símbolo del poder imperial.

El dragón, especialmente los dragones amarillos o dorados con cinco garras en cada pie, era un símbolo del emperador en muchas dinastías chinas. El trono imperial era llamado «Trono Dragón». Durante el final de la dinastía Qing el dragón fue adoptado incluso como bandera nacional. Era una ofensa capital que los plebeyos llevasen ropas con el símbolo del dragón. El dragón aparecía en los grabados de las escalinatas de los palacios y tumbas imperiales, como la Ciudad Prohibida en Pekín.

En algunas leyendas chinas, un emperador podía nacer con una marca de nacimiento con forma de dragón. Por ejemplo, una leyenda cuenta la historia de un campesino nacido con una marca de este tipo que derroca a la dinastía gobernante y funda una nueva. Otra leyenda habla de un príncipe que se escondió de sus enemigos y que es identificado por su marca de nacimiento con forma de dragón.

Representaciones clásicas

Hay «Nueve Tipos Clásicos» de dragones, según se aparecen en el arte y la literatura chinos, y el nueve es un número favorable en lanumerología china. Estos tipos son:

Tianlong (天龍), el Dragón Celestial;

Shenlong (神龍), el Dragón Espiritual;

Fucanglong (伏藏龍), el Dragón de los Tesoros Ocultos;

Dilong (地龍), el Dragón del Inframundo;

Yinglong (應龍), el Dragón Alado;

Jiaolong (虯龍), el Dragón Astado;

Panlong(蟠龍), el Dragón Enroscado, que habita las aguas;

Huanglong (黃龍), el Dragón Amarillo, que emergió del río Luo para enseñar a Fuxi los elementos de la escritura;

Rey Dragón (龍王).

Aparte de éstos, hay Nueve Hijos Dragones, que aparecen prominentemente en la decoración arquitectónica y monumental:

El primer hijo se llama bixi (贔屭, bìxì), parece una tortuga gigante y es bueno para cargar peso. Suele aparecer esculpido en la base de piedra de lápidas monumentales.

El segundo hijo se llama chiwen (螭吻, chǐwěn), parece una bestia y le gusta ver muy lejos. Siempre se le encuentra en lostejados.

El tercer hijo se llama pulao (蒲牢, pǔláo), parece un pequeño dragón y le gusta rugir. Por esto siempre aparece en campanas.

El cuarto hijo se llama bi’an (狴犴, bì’àn), parece un tigre y es poderoso. A menudo se le encuentra en las puertas de las prisiones para asustar a los presos.

El quinto hijo se llama taotie (饕餮,tāotiè), le encanta comer y aparece en los utensilios de cocina y en los utensilios relacionados con la comida.

El sexto hijo se llama baxia (蚣蝮, gōngfù o bāxià), le gusta estar en el agua y aparece en los puentes.

El séptimo hijo se llama yazi (睚眥, yázī), le gusta matar y se halla en espadas y cuchillos.

El octavo hijo se llama suanni (狻猊, suānní), parece un león y le gusta el humo además de tener afinidad con los fuegos artificiales. Suele aparecer en quemadores de incienso.

El menor se llama jiaotu (椒圖, jiāotú), parece una caracola o almeja y no le gusta que lo molesten. Se usa en la puerta principal o umbral.

Hay otras dos especies (inferiores) de dragón, los jiao y los li, ambos sin cuernos. De los jiao se dice a veces que son dragonas. La palabra también se usa para aludir a cocodrilos y otros grandes reptiles. De los li se dice que son una versión amarilla de los jiao. Mientras los dragones suelen considerarse favorables o sagrados, los jiao y los li se representan a menudo como malos o malévolos.

Número nueve

El número nueve se considera afortunado en China, y los dragones chinos están frecuentemente relacionados con él. Por ejemplo, un dragón chino se describe normalmente en términos de nueve atributos y suele tener 117 escamas: 81 (9×9) masculinas y 36 (9×4) femeninas.

También por esto es por lo que hay nueve formas de dragón y el dragón tiene nueve hijos. El «Muro de Nueve Dragones» es un muro con imágenes de nueve dragones diferentes que se encuentra en palacios y jardines imperiales. Dado que el nueve se consideraba el número del emperador, sólo los más altos oficiales tenían permitido lucir nueve dragones en sus togas, y éstas debían estar totalmente cubiertas por un surcot. Los oficiales de menor rango lucían ocho o cinco dragones en sus togas, de nuevo cubiertas. Incluso el propio emperador llevaba su túnica de dragones con uno de ellos oculto a la vista.

Hay varios lugares en China llamados «Nueve Dragones», el más famoso de los cuales era Kowloon en Hong Kong. La parte del Mekong que discurre por Vietnam se conoce como Cửu Long, con el mismo significado.

 

 

 

 

 

 

Kory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*