Las 5 mejores Peliculas Chinas

Deseando Amar, de Wong Kar-wai

Como decía, una cierta sorpresa, dado que Wong Kar-wai suele ser un autor complicado, de esos que hacen películas “de las que no se entienden”. No obstante, esta cinta, con un título en inglés también muy chulo (In the Mood for Love) es, dentro de todo, una de las obras más “comprensibles” del genio de Hong Kong. Maggie Cheung y sus qipaos sesenteros, tensión sexual nunca resuelta y música de boleros de fondo engendran posiblemente una de las películas de amor más bellas de la historia, porque, en la historia, hubo amor…

9

Tigre y Dragón, de Ang Lee

Los chinos deben estar hartos de que películas rodadas en su país pero representando a otros se lleven los Oscar… ¡Primero fue la estadounidense El Último Emperador, después la taiwanesa Tigre y Dragón! La cinta es una revisión de las “pelis de kung fu” de toda la vida, pero con historia profunda detrás. El que quiera ver hostias como panes las tiene, el que busque existencialismo y filosofía oriental también, así que, un filme para todos los gustos, como tiene que ser. Para mi gusto, un poco sobrevalorada, pero tiene el mérito de haber llevado el kung fu a la Academia de Hollywood, e iniciar una moda de superproducciones épicas chinas que aún perdura una década después.

10

El Camino a Casa, de Zhang Yimou

La película de Zhang Yimou más votada en la encuesta no es quizá la más famosa del Orsongüeles chino por excelencia, ni tampoco la más premiada (los festivales europeos ya se habían cansado por aquella época de darle SIEMPRE premio a Yimou), pero la verdad es que su tercer lugar no debe sorprender. Tal vez la película con la mejor fotografía de Zhang Yimou (y eso es arriesgarse mucho, teniendo en cuenta que Zhang es quizá el mejor director del mundo en este aspecto), la película fue el debut de una entonces jovencísima, casi niña, Zhang Ziyi, que se come la cámara con su sonrisa de oreja a oreja y sus coletas de chinita. Casi no tiene diálogos, lo cual puede sorprender a muchos neófitos, pero los que hayan visto más cine chino ya saben que es algo habitual en las producciones nacionales, sobre todo en el cine de autor. Impresionante el momento en el que la película pasa del gris presente al multicolor pasado.

11

Héroe, de Zhang Yimou

Con esta película, Zhang Yimou marcó un antes y un después en su cine, rompiendo con su etapa de cine social y entrando en el cine comercial y ligeramente nacionalista. Lo hizo, eso sí, a lo grande, con un filme artístico y preciosista, dividido en colores (cada vez que cambia el narrador cambia el color dominante) y con una coreografía de artes marciales impecable. Héroe se interpretó como la “respuesta” de Yimou al Tigre y Dragón de Ang Lee, y también como un apoyo del director de Xian al régimen comunista. Opiniones políticas aparte, fotográficamente es una obra maestra.

12

La Linterna Roja, de Zhang Yimou otra vez

La mujer fue durante los 80 y 90 la gran protagonista de los filmes de Zhang Yimou, y de todas las películas en las que el director intentó explicar lo mal que este sexo lo pasó en China a lo largo de la historia, quizá La Linterna Roja es la esencial. Rodada en una bella mansión de Pingyao (que desde entonces es visitada cada año por miles de turistas), la película cuenta la vida tras las puertas de una casa de la antigua nobleza china. Envidias entre las distintas esposas del amo, conspiraciones calladas, poder en la sombra, todo en una historia excelentemente contada, y preciosamente filmada, aunque tratándose del gran Yimou, lo segundo está casi siempre asegurado.

13

Realizado por: Verónica Arriaga Vallejo

Kory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*